Idenayr no se limita a vender los rizomas de Miscanthus, sino que nos ocupamos de su transporte y siembra en las mejores condiciones, manteniendo un estricto control de calidad y garantizando la germinación y la supervivencia de la plantación durante el primer año.
Además, mantenemos un servicio permanente de atención al cliente, puesto que una de nuestras preocupaciones es la tranquilidad de sus cultivadores, y somos muy conscientes de lo que supone la implantación de un cultivo sin referencias cercanas.

Pretendemos, en definitiva, que Idenayr sea la empresa de referencia en el sector energético y muy especialmente ser conocidos por haber devuelto a la agricultura la sostenibilidad que demanda la sociedad, pero comenzado por su base imprescindible, que es la rentabilidad. Esa es nuestra mejor arma.
En Idenayr hemos hecho una fuerte apuesta por el futuro de la agricultura, y ofrecemos un cultivo que sobrepasa a todo lo conocido en rentabilidad, bajo consumo energético, nulo de fertilizantes a partir del tercer año y sin fitosanitarios exceptuando los herbicidas de los dos primeros años. Si fuera un cultivo alimentario obtendría sin duda el certificado de “biológico”, y además tiene un importante efecto positivo sobre la biodiversidad, especialmente la terrestre y subterránea.