El miscanthus es una planta que proviene de Asia y presenta por el momento el mayor nivel de producción de biomasa por hectárea en buena parte del terriorio peninsular.
Aunque se ha empleado como arbusto ornamental, hasta el momento apenas existen experiencias en su cultivo dentro de la península, siendo Idenayr la empresa con mayor experiencia en esta especie para nuestras latitudes, más quince años de experimentación que ahora ponemos a disposición de nuestros clientes.

Su extensión es lenta y no existe ningún problema por la invasión incontrolada de los campos colindantes, puesto que las semillas de nuestras variedades son estériles y sólo pueden multiplicarse mediante rizomas.
El sistema de cosecha es muy simple. Se corta y empaca a comienzos de año y a partir de marzo surgen del suelo los nuevos brotes que serán la siguiente cosecha. A partir del primer año sobrepasan los dos metros de altura y el tercero su diámetro se aproxima a los 10 mm. y alcanza los cuatro metros de altura. Los tallos tienen un aspecto similar a cañas de bambú y no son ramificados.
La recolección de la cosecha puede realizarse por métodos convencionales, siendo muy adecuada la cosechadora de maíz.

A partir de finales de agosto las hojas inferiores comienzan a secarse y al llegar el otoño los nutrientes se acumulan en el rizoma y las hojas se caen tras la primera helada o los primeros fríos invernales, secándose los tallos durante invierno en tanto que las hojas forman un sustrato que -además de abonar el suelo- dificultará el crecimiento de malas hierbas y la evapotranspiración al año siguiente.
Hacia febrero, con las cañas sin hojas son cosechadas y el ciclo vuelve a repetirse una vez que llega la primavera.

El miscanthus se planta en primavera y la cosecha obtenida durante el primer año apenas es relevante. En general la cosecha del segundo año es de aproximadamente la mitad de la nominal al tercer año, por lo que puede ser de aproximadamente 10 a 20 tm por ha.
A partir del tercer año, en el clima español y portugués pueden obtenerse rendimientos superiores a 40 tm por ha durante los 20 años que como mínimo tiene de vida esta planta. En climas fríos el rendimiento es inferior y en los cálidos dependerá de las dotaciones de riego, que en todo caso no tienen que ser superiores a las de otros cultivos de regadío como el maíz o la alfalfa.
El Miscanthus tiene un poder calorífico neto, en seco de 17 MJ/kg, con un contenido de cenizas del 2.7 %. El valor energético de 20 tm de miscanthus seco es el equivalente a 12 tm de carbón. Por ello cada ha de miscanthus equivale a 20 tm de carbón.

Ambientalmente también es un cultivo muy recomendable, puesto que al no tener plagas ni enfermedades en Europa, no precisa de pesticidas. Debido a la capa que forman las hojas muertas, apenas precisa fertilizantes, en todo caso pequeños aportes de nitrógeno, y a partir del segundo o tercer año tampoco precisa de herbicidas.